Internet de las Cosas en el Campo de Batalla

Internet de las Cosas en el Campo de Batalla

La incorporación de soluciones IoT a los enfrentamientos militares podrá hacer que las operaciones sean más seguras y eficientes
Foto por Specna Arms – Unsplash

A medida que la tecnología avanza, también lo hacen las operaciones militares. Desde la utilización de drones hasta el perfeccionamiento de armamento, las Fuerzas Armadas de diferentes partes del mundo están involucrando las últimas innovaciones tecnológicas en el fortalecimiento de sus capacidades y pie de fuerza. En el ámbito de la defensa, el Internet de las Cosas (IoT) puede contribuir a que las operaciones y la logística se desarrollen de una forma más eficiente y satisfactoria.

Uno de los principales objetivos del Internet de las Cosas en el Campo de Batalla (IoBT por sus siglas en inglés) es la colaboración entre los soldados y entes autónomos. El IoBT conectará al personal con la tecnología inteligente presente en uniformes, radios y armas, al tiempo que recopilará datos sobre el área y el adversario. De esta forma, se espera que los sistemas sean capaces de otorgar una mejor percepción del campo de batalla, predicciones de acción y una evaluación de riesgos optimizada.

Los beneficios de la incorporación de IoT en la defensa van más allá. En primer lugar, adopción de estas soluciones permitirá identificar al adversario con mayor precisión. Esto es especialmente importante en la actualidad, pues, en el marco de las guerras asimétricas, la infiltración de adversarios a zonas restringidas o su camuflaje como civiles pueden poner en riesgo a los combatientes y dificultar las operaciones. En este caso, el reconocimiento facial y dactilar, así como el escáner de iris, pueden confirmar la identidad de los combatientes y recopilar datos sobre su posición.

En segundo lugar, la biométrica también permitirá monitorear el estado físico y mental de los soldados. Por medio de sensores ubicados en los cascos, los altos mandos pueden mantener registro sobre el comportamiento de los combatientes, ayudándolos a superar los obstáculos en el terreno. Finalmente, la información recopilada por los sensores utilizados por otros combatientes y ubicados en diferentes objetos, podrá ser consultada por los soldados para tener una mejor comprensión sobre el teatro de operaciones y las acciones que se están llevando a cabo.

Las ventajas que supone la incorporación de soluciones IoT al campo de batalla ya son punto clave en los planes de mejoramiento de las capacidades de las Fuerzas Armadas. En 2017, el United States Army Research Lab otorgó USD 25 millones a la Alliance for IoBT Research on Evolving Intelligent Goal-driven Networks (IoBT REIGN)”, una iniciativa para desarrollar servicios predictivos en los teatros de operación.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

diez + ocho =