¿Cómo el Internet de las Cosas impacta a la industria cervecera?

¿Cómo el Internet de las Cosas impacta a la industria cervecera?

Desde las plantaciones de cebada, hasta la distribución de cerveza, el IoT ha permitido reducir costos en la industria.
Foto por mnm.all - Unsplash

De acuerdo con un reporte de The Conference Board of Canada, en 2016 la industria cervecera contribuyó en USD 13,6 mil millones al PIB del país. En Estados Unidos, The Beer Institute and the National Beer Wholesalers Association (NBWA) informaron que para 2018 la producción de cerveza fue responsable de la creación de 2.1 millones de trabajos e inyectó USD 328 mil millones a la industria estadounidense. En Colombia, se calcula que el consumo de este producto alcanza los 42 litros anuales per cápita.

Con estas cifras, y el crecimiento acelerado de la fabricación artesanal de cerveza, no sorprende que diferentes empresas estén recurriendo a soluciones de IoT para hacer que su producción sea más eficiente. Los dispositivos con soluciones IoT han permitido reducir los costos al ser aplicados en procesos sencillos durante la fabricación y distribución del producto.

Este es el caso de Sugar Creek Brewing Company, una compañía estadounidense que calculó pérdidas de más de USD 30.000 anuales a razón de derrames por exceso de espuma durante el empaque. Como solución a este inconveniente, se resolvió adecuar sensores en la línea de producción para monitorear tiempos de llenado de botellas y parámetros de fabricación como pH y niveles de carbonatación. La implementación de estos dispositivos ha resultado en un ahorro de cerca de USD 10.000 mensuales.

Sin embargo, este no es el único aspecto en el que se ha implementado el IoT en la industria cervecera. Otras compañías han adoptado sensores dentro de los barriles de producción, que les permitan monitorear el proceso de fermentación incluso cuando no hay actividad laboral en las fábricas. Los dispositivos recolectan información de la calidad y la composición de la cerveza, mientras flotan dentro de los barriles. De esta forma, los productores pueden llevan un control continuo de la producción sin tener que destapar los contenedores.

Finalmente, de cara al consumidor y la comercialización de la cerveza, se han incluido sensores en los grifos de distribución en bares. Esto no solo permite llevar un control sobre la cantidad de cerveza servida, sino también sobre derrames en los grifos. Al recolectar la información de la distribución del producto, los sensores permiten generar cuentas automatizadas a los clientes de acuerdo con su consumo. Con esta iniciativa, se busca disminuir las pérdidas por cuentas de cobro mal realizadas o errores humanos en la atención.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados