Tilburg: primeros pasos hacia una ciudad inteligente

Tilburg: primeros pasos hacia una ciudad inteligente

Tilburg, Holanda, se ha convertido en uno de los referentes locales en la adopción de tecnologías 4.0 para la administración de ciudades.

Con una población de 217.595 habitantes para enero de 2019, la ciudad de Tilburg es considerada la como el sexto centro urbano más importante de Holanda. Aunque se conoce poco sobre sus orígenes, se cree que la primera mención a la ciudad se remonta al siglo VIII d.C. En la actualidad, Tilburg se ha convertido en referente nacional de incorporación de tecnologías y del camino hacia ciudades cada vez más inteligentes.

Dentro de las iniciativas adelantadas por el gobierno local, existen dos que resaltan entre el público: semáforos inteligentes para personas con movilidad reducida y sensores de control del ambiente en la ciudad. Todo esto hace parte de un plan de modernización que tendrá una duración de 25 años y que busca hacer de la ciudad un espacio más amable con los ciudadanos.

Semáforos inteligentes:
Uno de los primeros proyectos adelantados por la alcaldía de Tilburg consistió en la modernización del sistema de semáforos de la ciudad, con especial énfasis en aquellos que cuentan con grandes flujos de transeúntes y amplias avenidas. Dentro de la estrategia planteada por el gobierno, se detectó que una de las mayores preocupaciones estaba relacionada con el tiempo otorgado a los peatones con movilidad reducida.

Así, la alcaldía decidió trabajar de la mano con una empresa desarrolladora de aplicaciones y dispositivos inteligentes. El resultado, fue una red de sensores IoT que fueron incorporados a los semáforos de la ciudad y una aplicación para los smartphones de los ciudadanos. La aplicación permite que el usuario determine su nivel de movilidad en una de cuatro categorías. Al acercarse a un semáforo, los dispositivos en este le permiten identificar el rango seleccionado por el transeúnte y modifica los tiempos de cambio de luces de acuerdo a la categoría escogida. Adicionalmente, estos semáforos son capaces de detectar grandes grupos de personas, otorgando un mayor tiempo de cruce y reduciendo así los accidentes en la vía.

Gestión ambiental:
A la hora de elaborar el plan de transformación de Tilburg, se determinó que el monitoreo del medio ambiente constituía uno de los renglones más importantes de la modernización de la ciudad. Por ello, se recurrió a dos compañías que lograron instalar una red de sensores que toman diferentes mediciones relacionadas con la calidad del aire y el agua.

Dentro de estos parámetros, se encuentran el monitoreo de temperatura, humedad, presión, dióxido de carbono (CO2), dióxido nítrico (NO2), ozono (O3) y partículas (PM 1, PM 2.5, PM 10), así como pH del agua y conductividad. Adicionalmente, todos los dispositivos cuentan con una batería recargable con energía solar.

Los datos recopilados por este sistema de sensores son analizados y almacenados en una nube creada específicamente para este proyecto. Además, esta información se encuentra disponible de forma pública, proporcionando así un plataforma que permita tomar decisiones más inteligentes frente a la administración de la ciudad.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados