La medicina del futuro

La medicina del futuro

Órganos fabricados en impresoras 3D, implantes cerebrales diseñados para personas con discapacidades físicas, y cirugías asistidas en remoto hacen parte de estos adelantos.

La tecnología y la medicina forman una gran combinación. La invención de máquinas capaces de contribuir al cuidado de la salud, como el marcapasos y el medidor de glucosa, son ejemplo de lo anterior. Aun así, los desarrollos en esta materia no se detienen, lo que hace que expertos dedicados al estudio de este campo anuncien el arribo de grandes sorpresas.

 

Gracias a la comunidad dedicada al desarrollo de la innovación tecnológica para responder a las necesidades de la humanidad, conocedores del tema compartieron ejemplos de cómo la robótica, la telemedicina y sobretodo el IoT, hacen parte de esta realidad.

 

El Internet de las Cosas es un habilitador que le ha permitido a la medicina evolucionar, tanto así, que por medio del mismo, es posible desarrollar lo que se conoce como “telemedicina”, es decir, la posibilidad de que un doctor pueda realizar el seguimiento a sus pacientes de manera remota.

Medidores de glucosa capaces de enviar información a teléfonos celulares, administradores de insulina controlados de forma remota y marcapasos que pueden ser calibrados desde una computadora, son ejemplo de lo anterior.

Estos desarrollos, además de brindar soluciones a las necesidades de las personas, también podrían convertirse en un problema de seguridad para las mismas, o por lo menos eso es lo que proyectan las empresas de seguridad informática, las cuales ya están completamente listas para combatir cualquier obstáculo.

Compañías dedicadas al respecto afirmaron que estos dispositivos para el cuidado de la salud que se conectan a internet podrían ser secuestrados o manipulados por un cibercriminal y hacer daño. Esto ya es una realidad, en agosto de 2017 la FDA, una entidad gubernamental de Estados Unidos, ordenó retirar cerca de medio millón de marcapasos que tenían brechas de seguridad que podría aprovechar un hacker para modificar su correcto funcionamiento.

Para Camilo Gutiérrez, jefe del laboratorio de investigación de ESET en América Latina, lo anterior no debería generar pánico, sino conciencia sobre los retos que le depara al futuro de la salud y que ya es momento de trabajar en ellos.

Mantener actualizados los dispositivos, contraseñas con números combinados, mayúsculas, minúsculas y símbolos, comprobar la autenticación de enlaces y perfiles, no descargar contenido pirata y realizar copias de seguridad, son algunos de los pasos más efectivos para prevenir los ciberataques y disfrutar de forma plena al Internet de las Cosas.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados