El IoT en Rusia 2018 y Brasil 2019

El IoT en Rusia 2018 y Brasil 2019

Los organizadores de los dos campeonatos de futbol implementaron innovaciones tecnológicas que mejoran la experiencia de los asistentes y los entrenadores.
Foto por Fauzan Saari - Unsplash

El mundial de fútbol de Rusia en 2018 pasará a la historia como uno de los más innovadores en materia tecnológica. Durante la celebración de este evento, se implementaron soluciones TI para suplir la mayor cantidad de necesidades posibles. Dentro de estas, quizá la más recordado sea el Video Assistance Referee (VAR): un equipo de árbitros que apoyaron el trabajo del equipo arbitral principal valiéndose de videos tomados por cámaras de alta velocidad para el análisis de jugadas.

Sin embargo, el VAR no fue la única innovación tecnológica implementada el mundial de 2018. El comité organizador el torneo en Rusia decidió incorporar soluciones de IoT, que buscaban ofrecer una mejor experiencia a los asistentes y apoyar el trabajo arbitral. Por un lado, se adoptaron sistemas de seguridad inteligente con cámaras de reconocimiento facial y dispositivos de reconocimiento dactilar en el área de ingreso a los estadios. De esta forma, se buscaba reducir el número de desórdenes de orden público durante los partidos. Adicionalmente, se implementaron sistemas de geolocalización que permitieron que los asistentes llegaran más fácilmente a sus puestos, optimizando así los procesos logísticos y reduciendo tiempos.

Las ventajas de la incorporación de estas soluciones no fueron solo para los asistentes, sino también para los espectadores en diferentes partes del mundo. Por un lado, los partidos fueron filmados por medio de cámaras con tecnología 4K. Por otro lado, se desarrolló una aplicación gratuita para smartphones que permitió disfrutar cada uno de los 64 partidos a través de realidad virtual.

En lo que respecta al trabajo arbitral y el desarrollo del juego, Adidas, fabricante oficial de los balones de los mundiales de fútbol desde 1970, lanzó el Adidas Telstar Mechta. Este balón incorporó un chip NFC (near-field communication). Gracias a este dispositivo, los asistentes y fans pudieron recibir contenido e información exclusiva relacionada con cada uno de los partidos.

Adicionalmente, durante el mundial de Rusia en 2018 se implementaron por primera vez los Electronic Performance and Tracking Systems (EPTS). Estos sistemas consisten en tablets personalizadas para cada uno de los equipos. Por medio de ellas, circuitos de cámaras y dispositivos portables, los entrenadores pueden acceder y compartir información sobre el desempeño de los jugadores y la pelota.

Dos últimas innovaciones tecnológicas hicieron su aparición en este mundial: Goal Line Technology (GLT) y 5G. El GLT consiste en 14 cámaras de alta velocidad que se encuentran direccionadas a cada uno de los arcos en la cancha. Por medio de un rápido análisis, el sistema es capaz de verificar si un balón cruza la línea de meta y enviar esta información a los relojes inteligentes del cuerpo arbitral. Esta tecnología, que hizo su debut en el mundial de Brasil en 2014, permitió obtener dictámenes más certeros durante el mundial. Finalmente, la tecnología 5G se hizo presente en Rusia. Esta ya había sido utilizada durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyongyang de 2018 y fue reincorporada a cada uno de los estadios durante el mundial de fútbol del mismo año.

Fueron tales los beneficios de soluciones durante el torneo, que el Comité Organizador de la Copa América decidió implementar algunas de ellas en la versión de 2019. Dentro de ellas, sistemas de reconocimiento facial y GLT, así como instalación de tecnología 4.5G en los estadios de Morumbí y Arena do Gremio en las ciudades de Sao Paulo y Porto Alegre respectivamente.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados